• Agencia

Todos a bordo: Volvió la temporada de Cruceros en Brasil


El gobierno brasileño liberó la operación de cruceros ante la mejora del escenario

epidemiológico, y el sector retoma actividad con todos los protocolos necesarios para

garantizar un viaje de ensueño por las costas del país.




Las autoridades de Brasil estiman que en breve la pandemia de Covid-19 ya no será

considerada una emergencia sanitaria, lo que eliminará gradualmente restricciones como

el uso de mascarillas, los límites de aglomeración de personas y la exigencia de

certificados de vacunación y exámenes clínicos. Esto, sumado a una amplia campaña de

vacunación en el país (donde casi el 80% de la población ya recibió dos dosis), crea un

ambiente aún más favorable para el pleno funcionamiento del sector turístico.


Para el resto de la temporada de cruceros en Brasil (que tradicionalmente va de diciembre

a abril, pero se interrumpió durante la pandemia), Brasil ha establecido protocolos que

deben seguir tanto las empresas como los viajeros.


El nuevo protocolo establece que los viajeros que muestren síntomas de Covid-19 durante

su travesía deben comunicarse con las autoridades del barco y aislarse en sus camarotes

hasta que les hagan una prueba PCR (también se les hará la prueba a todos sus contactos

cercanos). Más información, aquí.


Para el presidente de EMBRATUR, Carlos Brito, “la reanudación de los cruceros a partir del

5 de marzo es un gran paso para fortalecer y promover la reanudación del turismo en

nuestro país. Esta buena noticia refleja el compromiso de Brasil con los turistas y el sector,

asegurando la generación de más empleos y desarrollo económico, ya que este segmento

impulsa gran parte de la cadena productiva del turismo, como la cadena hotelera, los

restaurantes y el comercio en general”.


Según EMBRATUR, hasta el 18 de abril serán activados 19 itinerarios que pasarán por destinos locales como Camboriú, Santos y Angra dos Reis, Ilha Grande, Itajaí, Rio de Janeiro, Búzios e Ilhabela, en el Sur y Sudeste del país.




Con una oferta robusta y creciente de vuelos semanales entre Chile y Brasil, las

autoridades brasileñas prevén una reanudación de la demanda de turistas chilenos que

deseen recorrer las costas de su extenso litoral en la temporada 2022-2023. Brasil cree en

el potencial del turismo regional y quiere potenciarlo, y una de las mejores opciones son

los cruceros, que incluyen una amplia gama de servicios y atracciones, tanto a bordo como

en los puertos de destino. El público chileno siempre ha buscado el calor disponible

durante todo el año en Brasil; pero este público, ávido de una variedad de experiencias de

ocio, culturales y gastronómicas, puede aprovechar los diversos puertos de escala como

una oportunidad para conocer más ciudades brasileñas y su amplia gama de atractivos.

La actividad de cruceros sigue protocolos estrictos para garantizar una estadía sin riesgos

para los viajeros, que incluye:


• Ciclo completo de vacunación contra el Covid-19: el turista debe haber tomado la segunda dosis (o una sola dosis, según el agente inmunizante) al menos 14 días antes de la fecha de salida o según la información del prospecto. Es imprescindible presentar el certificado oficial de vacunación expedido por el país de origen.

• Presentación de prueba RT-PCR negativa realizada hasta 72 horas antes del embarque o

prueba de antígeno realizada hasta 24 horas antes del embarque.

• Llenar el formulario con información sobre el estado de salud del viajero, en la web de Anvisa.


Este formulario debe ser presentado por todos los pasajeros, incluidos los menores y la

tripulación. El responsable de la embarcación evaluará la información proporcionada y podrá denegar el embarque.


• Control diario del 10% de los pasajeros a bordo y del 10% de la tripulación. Las pruebas

positivas no se pueden descartar mediante una segunda prueba (reevaluación).

• Capacidad máxima del buque está limitada al 75% de la capacidad de pasajeros.

• Se exige separación a bordo de 1,5 metros entre grupos de viajeros (ejemplo: grupo familiar o grupo de personas que viajan juntas).

• Pruebas semanales de Covid-19 de toda la tripulación a bordo.

• Separación de cabinas para aislamiento eventual de casos sospechosos a bordo.

• Los viajeros que muestren síntomas de Covid-19 durante su travesía deben comunicarse con las autoridades del barco y aislarse en sus camarotes hasta que les hagan una prueba PCR (también se les hará la prueba a todos sus contactos cercanos). Si el resultado es negativo, el viajero deberá permanecer en cuarentena hasta que cesen los síntomas y sus contactos serán liberados para circular libremente por el barco. Si es positivo, estará en una cabina separada.

• La cuarentena será de 20 días si los síntomas son muy fuertes, y de 7 a 10 días si son leves,

previa evaluación médica en el barco. Si el crucero finaliza antes de este período, la

cuarentena debe continuar en el hogar, hospital u hotel. Además, el Ministerio de Salud

recomienda que los pasajeros hagan una cuarentena voluntaria de 14 días y una prueba a

partir del quinto día después de la conclusión del viaje.

• Aprobación previa de los protocolos de cada buque por Anvisa y notificación diaria de la

situación sanitaria a bordo por parte del buque.




“Tanto nosotros en EMBRATUR, como en el Ministerio de Turismo, estamos muy

entusiasmados con la reanudación de la temporada de cruceros. Viajar en barco es una

forma increíble de explorar la gran variedad de itinerarios y atractivos de sol y playa, pero

también de aventura, deporte e incluso de compras o puro relax. Esperamos que aún más

vecinos del Mercosur compartan esta gran noticia”, agregó Brito.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo