• Julián Roberto Soria

México: La felicidad de vivir después de la muerte

Este fin de semana tiene un significado especial en muchas partes del mundo, pues son recordados los seres queridos que murieron, sin embargo en ninguno otro sitio del planeta estas fechas se "celebran" como en la cultura mexicana.



Especial para Somos Destino desde México.




LAS CALAVERAS MEXICANAS: Una tradición de felicidad celebrando el Día de Muertos.

Para quienes no conocen o no entienden las tradiciones y costumbres culturales en la diversidad de países en nuestro mundo terrenal, probablemente además de insólito, los rituales en casas familiares, cementerios, panteones, lugares públicos como plazas parques avenidas y hasta en los más remotos destinos del extenso territorio mexicano, les parecerán un rito atractivo y digno de "vivir"; en México no sólo se festeja el 1 de noviembre como en otros países, sino también el 2 de noviembre y cuyo afán es convertir ese día en fiesta al recordar a los seres queridos que se adelantaron en el camino hacia la muerte.



LA FELICIDAD DE LA VIDA EN EL MÁS ALLÁ: Estas tradiciones literarias llevan a la creación de figuras (calaveras o esqueletos) con imágenes de personajes diferentes que van desde políticos, artistas, cantantes y deportistas entre otros y gran variedad de mascotas.



En la mayoría de los hogares mexicanos, se levantan altares adornados con flores, frutas, bebidas, papel picado multicolor y calaveras talladas en cera, cartón o madera con diferentes tamaños, acompañadas con fotos de las personas a homenajear.


Todo comienza a mediados de octubre y el primero de noviembre en la noche, los Cementerios y Panteones se muestran iluminados con velas y faroles esperando la visita de familiares. Algunos llegan en la noche y amanecen junto a las tumbas y otros lo hacen al amanecer permaneciendo durante el día con alimentos y bebidas, en la creencia de ver allí a su persona amada ya desaparecida.





Es todo un espectáculo de luces y colores y un símbolo de las tradiciones culturales. Uno de los principales lugares es Janitzio en el estado de Michoacán, una isla ubicada en el Lago de Pátzcuaro y donde se concentra el mayor número de visitantes nacionales y extranjeros convirtiéndolo en un sitio de turismo cultural. Taxco de Alarcón, Pueblo Mágico de México, atrae también muchos visitantes el Día de Muertos.


Las calaveras, que además de su sentido espiritual se han convertido en souvenires obligados de los miles de turistas que participan de esta festividad, también llevan el nombre de “calacas". Éstas son las protagonistas de la fecha, de hecho el Paseo de La Reforma y Monumento a La Revolución, están adornados con diferentes calaveras, entre las que se encuentra la imagen de Frida Kahlo.


En definitiva, la felicidad de la vida en el más allá es para los mexicanos el significado de la muerte.


(Imágenes: Julián Roberto Soria)







66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo