top of page
  • Foto del escritorAndrea Garrido

Bahía: novedades y clásicos de un destino con mucho Axé




Desear energía positiva con palabras usadas por los cultos de origen africano es una de las costumbres más arraigadas en Bahía, un destino célebre por su riqueza cultural, la magnificencia de su litoral y su gastronomía icónica. Con buen clima todo el año, sus atracciones se renuevan y la temporada estival es perfecta para (re)descubrir sus encantos.

Cuatro de las playas más sustentables del país


Bahía cuenta con varios récords virtuosos: con un litoral de 1183 kilómetros de extensión (el más extenso del país), posee algunas de las más hermosas playas de Brasil en Trancoso, Caraíva, Ponta do Corumbau, Cumuruxatiba, Abrolhos, Itacaré, Península de Maraú y la espectacular isla de Boipeba, situadas al sur del estado. Además, cuatro playas bahianas acaban de ser galardonadas con el premio "Bandera Azul" en la lista de las más sustentables del país. El galardón -que se otorga a nivel internacional- es un sello de excelencia que destaca a las playas que tienen el mayor compromiso con la sustentabilidad, la seguridad y el respeto a los visitantes. En Bahía, las premiadas para la temporada 2023-2024 son Praia de Paraíso (en Guarajuba), Praia de Espera (en Itacimirim) y las playas de Ponta de Nossa Senhora de Guadalupe y Praia da Viração, en Salvador.

Vacaciones All Inclusive con verano todo el año


La excelente calidad de sus playas y el clima benigno todo el año hacen de Bahía la sede de una veintena de los mejores resorts nacionales en destinos como Porto Seguro, Trancoso, Isla de Comandatuba, Itacaré, Salvador y Praia do Forte. Uno de esos establecimientos -Uxua Casa Hotel & Spa-, ubicado en Trancoso (730 km al sur de Salvador), fue elegido el segundo mejor del mundo por el ránking de la revista Condé Nast Traveller y también encabeza el listado de los mejores de América del Sur. Inaugurado en 2008, el lugar es un conjunto de casas históricas en la región de Quadrado, parte central de Trancoso, población fundada por misioneros jesuitas en 1586, y donde priman la sencillez, la comodidad y la diversidad en medio de un entorno paradisíaco de playas custodiadas apenas por filas de palmeras.

Un museo como vidriera de la riqueza cultural


Conocida como "la Roma negra", la capital bahiana -Salvador- se caracteriza por la potencia de su cultura, el sincretismo religioso, la mezcla racial y su historia rica en eventos decisivos para Brasil. Fundada en 1549 por los portugueses, fue la primera capital del país y se convirtió en un importante centro colonial donde se forjaron las bases de la cultura local gracias a la confluencia de las culturas europea, nativa y africana. La capoeira, expresión que combina una especie de lucha y danza, los aromas y sabores de los manjares de su gastronomía y las fiestas populares son su sello de identidad. Las visitas al barrio del Pelourinho y al Elevador Lacerda (inaugurado en el siglo XIX) son pertinentes para disfrutar de una inmersión en el legado del Brasil colonial. Cabe destacar que este noviembre reabrió, después de tres años en reformas, el Museo Nacional de Cultura Afrobrasileña con la exposición "Un defecto de color". La muestra -una interpretación del libro de la escritora Ana Maria Gonçalves, narra la lucha de una mujer esclavizada por liberarse. El acervo del museo incluye más de 400 obras, entre dibujos, pinturas, videos, esculturas e instalaciones. Noviembre es el mes de la Conciencia Negra, un feriado que celebrado en cerca de mil ciudades en todo el país y en la totalidad de los municipios de los estados de Alagoas, Amazonas, Amapá, Mato Grosso y Río de Janeiro.

La fascinante fiesta del Lavagem do Bonfim


Una de las más emocionantes fiestas populares de Salvador se lleva a cabo en enero, el segundo jueves del año, y es la segunda mayor manifestación popular de Bahía, sólo detrás del Carnaval. Ese día, miles de fieles se reúnen en la Cidade Baixa (Ciudad Baja) en una procesión que integra a diversos grupos religiosos que van desde la Iglesia de Nossa Senhora da Conceição da Praia a la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim donde se lavan sus escalinatas. Varios cortejos hacen el trayecto de unos ocho kilómetros, incluso el Afoxé Filhos de Gandhy (una institución en la ciudad) y un bloque de bahianas con sus tradicionales trajes y turbantes blancos. La fiesta es considerada un patrimonio inmaterial de Brasil.

Gastronomía


En Salvador, la capital bahiana, existe un museo dedicado a la gastronomía de la región, lo que da una pauta de la importancia que se le da a la culinaria como fotografía de su cultura y acervo. El Museo de la Gastronomía Bahiana -ubicado en el barrio Pelourinho- busca resaltar el contexto histórico de la comida de Bahía, sus nexos con África y Europa, e incluye exposiciones fijas, itinerantes, restaurante, un espacio de art-food y una tienda de postres y libros. Bahía tiene platos icónicos como la moqueca (una cazuela de pescado y frutos de mar, cocidos en leche de coco, que se sirve en la mesa con la misma olla de barro en la que sale del fuego). Otro símbolo bahiano es el acarajé, una croqueta frita a base de porotos blancos molidos, que luego se rellena con camarones y especias. Para las frituras, el aceite de dendé (también conocido como aceite de palma) es un ingrediente infaltable de la gastronomía de la región, así como el coco, excluyente en los postres tradicionales como la cocada y la baba de moça.

Cómo llegar


Desde Chile existen actualmente 114 vuelos semanales a Brasil, y frecuencias directas y con escalas a Santa Catarina, Rio de Janeiro, Bahía, Alagoas, Ceará y São Paulo. Se prevé que la red aérea entre ambos países alcance los 164 vuelos semanales en enero de 2024.






23 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page